Toxina Bolulínica

Toxina Bolulínica

Toxina Bolulínica
Toxina Bolulínica

 

La TOXINA BOTULINICA es utilizada en medicina estética como tratamiento preventivo para la aparición de futuras arrugas de expresión, así como para el Rejuvenecimiento Facial, atenuando las arrugas de expresión del tercio superior del rostro, llegando a eliminarlas de manera fácil y sin complicaciones.

El tratamiento es muy eficaz, seguro y cómodo para los pacientes que desean eliminar los surcos y arrugas que han aparecido en determinadas zonas de su rostro debido a gestos habituales de la frente, el entrecejo o el contorno ocular (“patas de gallo”).

El resultado no es inmediato, necesitaremos que pasen de 5 a 10 días para ver gradualmente un aspecto mas suave y relajado. La duración del efecto dependera de cada paciente y será entre 3 y 6 meses.

El tratamiento no es doloroso, ya que se inyecta una pequeña cantidad mediante una fina aguja.

RECOMENDACIONES DESPUES DEL TRATAMIENTO

No se precisan grandes cuidados después de aplicar la toxina. Se pueden reanudar inmediatamente las tareas habituales, trabajo, encuentros sociales, etc. aunque es importante evitar frotarse la cara o masajearla durante las 4 horas posteriores a la aplicación. Evitando así que el producto se extienda hacia zonas no deseadas.

La TOXINA BOTULINICA la podemos combinar con otros tratamientos como acido hialurónico, hidroxipatita cálcica y peelings para obtener un resultado de rejuvenecimiento global. 

 

OTROS USOS DE LA TOXINA

HIPERHIDROSIS: La Toxina Botulínica es muy útil para tratar la sudoración excesiva en axilas cuando no responde a otros tratamientos más sencillos. EL efecto es también temporal, durando varios meses, pero con la administración repetida tiende a ser cada vez más duradero. Para algunos pacientes el tratamiento al comenzar el verano es suficiente para encontrarse mucho mejor todo el año. Si este es su problema pida cita para comentar las opciones de tratamiento.


SONRISA GINGIVAL: La Toxina es también útil para evitar que los músculos elevadores del labio superior de la boca enseñen las encías de manera excesiva y poco estética. Este problema es más común de lo que imaginamos. Se define la sonrisa gingival como aquella en la que se muestran más de 4 mm de encía al sonreír. Mediante unos pinchacitos que apenas se notan, conseguiremos bloquear los músculos que elevan el labio y corregiremos de forma natural la sonrisa.

¿Estas interesada/o en el tratamiento?
LLámanos y pide cita en Arruabarrena Clínica

CITA ONLINE